salud/Uncategorized

DESPARACITACIÓN: Su importancia y recomendaciones

Todos los caballos, de forma natural, tienen parásitos internos y todo pasto está infectado en cierto grado. El problema reside en el momento en el que el nivel parasitario es excesivo, y puede ocasionar daños al intestino y órganos internos. El control de los parásitos se basa en la rotura del ciclo vital de los parásitos, realizando, para ello, programas regulares de desparasitación y llevando a cabo un buen manejo de los suelos, como por ejemplo rotacion y descanso de los mismos , en el caso de los boxes , buena higiene de la cama .

DSC_0198

La importancia de la desparasitación reside en la prevención de las lesiones causadas por los parásitos. Estas lesiones dan lugar a:

  • pérdida de peso
  • Heridas que no cicatrizan
  • Enfermedades respiratorias
  • Cojeras
  • Cólicos
  • Mal aspecto
  • Diarreas
  • Anemia

Y muchas más pudiendo llegar a ocasionar la muerte.

Es muy importante pedir a nuestro veterinario que realice un plan sanitario y de desparacitación específico para nuestros caballos, ya que el sabrá bien las condiciones en la que viven los animales y sabrá decirnos con que frecuencia, que drogras y dosis administrar.

Recomendaciones

IMG_1014

El control de los parásitos no se basa solamente en la elección del mejor producto antiparasitario, sino en la combinación de una serie de medidas de control. Éstas son:

  • Determinar la carga parasitaria mediante toma de muestras: de esta forma se puede conocer si está parasitado y el riesgo que tiene de infectar a los demás.
  • Tratamiento idóneo: el veterinario le ayudará a elegir el producto más adecuado en función de la estación del año y la carga parasitaria. En general, para caballos estabulados es recomendable desparasitar en primavera y en otoño, pero en caballos que están en prados es conveniente aumentar la frecuencia a cuatro veces al año, como mínimo. Además, en verano, hay que tener en cuenta también los parásitos externos.
  • Manejo de los pastos: será fundamental eliminar las heces de los pastos para prevenir posibles reinfecciones y realizar rotación o descanso de los pastos, dejando las praderas sin usar, al menos, durante el invierno y comienzo de la primavera.

Algunas reglas acerca de la desparasitación

Establecer un programa de desparasitación razonado: para ello, es fundamental trabajar con un antiparasitario que actúe sobre las larvas durante la primavera, el otoño y el invierno. El tratamiento idóneo contra la tenia debe ser practicado dos veces al año, en primavera y durante el otoño

Elegir un antiparasitario adaptado a la edad y al estado fi siológico del caballo. Algunos antiparasitarios pueden ser utilizados con los potros o con las yeguas en gestación, mientras que otros están desaconsejados.

Optar por un antiparasitario cuyo espectro de acción se adapte a la estación y a la zona geográfica.

Administrar la cantidad de antiparasitario correspondiente al peso del caballo. Se deben evitar los excesos de dosifi cación que puedan ser peligrosos en determinados antiparasitarios, así como las dosis insuficientes que pueden conducir a la inefi cacia del tratamiento, y propiciar la aparición de resistencias.

El antiparasitario en pasta se administra directamente en la boca, en ayunas, para incrementar su eficacia. Para administrar correctamente la totalidad del producto, es necesario que la boca del caballo esté vacía en el momento de la toma. ¡De lo contrario, el caballo utilizará el heno o la hierba que se encuentra en su boca para escupir el producto!

• Aplicar el producto al fondo de la lengua y mantener la cabeza del caballo levantada hasta que haya tragado.

Vigilar al caballo durante las horas siguientes a la desparasitación. Algunos individuos con muchos parásitos pueden reaccionar mal a causa de la acción del antiparasitario, y sufrir cólicos o diarrea. Los primeros síntomas serán: el caballo se tumba, se niega a comer, rasca el suelo con su parte delantera, se revuelve o presenta excrementos líquidos o nauseabundos. Se debe avisar si el caballo presenta estos síntomas después de realizar la desparasitación.

El antiparasitario permite eliminar los parásitos del caballo, destruyéndolos por medio del principio activo. Por tanto, el caballo debe permanecer en el box durante dos días para poder eliminar los excrementos y evitar que vuelva a infectarse de nuevo, contaminando los pastos e infectando a sus congéneres.

Cuando el caballo vive en el prado con otros caballos, se aconseja desparasitar a todos los individuos al mismo tiempo. Se recomienda realizar un cambio de pastos para limitar el riesgo de reinfección.

Sugerencia de drogas a suministrar según estación

  • PRIMAVERA: Ivermectina Oral
  • VERANO: Femendazol
  • OTOÑO: Ivermectina
  • INVIERNO: Femendazol

 


Fuentes: 
yeguasycaballos.com
Guia Salud del caballo MERIAL

Deja un comentario, siempre son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s