Cuidados del caballo/salud

La boca del caballo

Hay cuatro razones que explican el actual auge de la odontología equina 
1.- El descubrimiento de las enormes implicaciones que tienen los problemas odontológicos en el rendimiento deportivo. 
2.- El actual régimen alimenticio de los équidos domésticos. 
3.- Los criterios de selección genética aplicados hoy en día. 
4.- Los avances tecnológicos, que permiten la aplicación de técnicas de trabajo muy eficaces y seguras.

***

El caballo es un herbívoro que evolucionó para vivir en extensas praderas consumiendo las hierbas directamente desde el suelo, tomándolas con sus labios, cortándolas con sus incisivos y masticándolas con los premolares y molares.

Debido a la domesticación de los caballos y de su manejo confinado en pesebreras se altera invariablemente la forma de alimentación lo que puede generar desgastes desequilibrados de las piezas dentales y aparición de enfermedades odontológicas.

La importancia de la dentadura en el caballo se debe a que es la primera porción del tubo digestivo, por lo que cualquier lesión bucal o alteración dentaria producirá una deficiente aprehensión y masticación del alimento, por consiguiente una mala digestión de ellos, por lo tanto déficit nutricional en el animal, lo que finalmente se traduce en la disminución de cualquiera de las actividades productivas en las que se utilice el caballo.

Es así que se ha comprobado que alteraciones dentales generan estrés, ya sea por mal nutrición o dolor, lo que se traduce en disminución de la fertilidad de potros y yeguas, detrimento del rendimiento deportivo de los equinos de deporte de cualquier disciplina lo que se traduce en pérdidas económicas importantes para los propietarios.

Secundario a las enfermedades dentales se ha reconocido que equinos que no tienen manejo odontológico están más predispuestos a padecer de cólicos (primera causa de muerte en esta especie) debido a la sobrecarga intestinal con alimentos mal masticados. Además se asocia el compromiso de la articulación témporo-mandibular (las carretillas) por alteración de las fuerzas anormales que ejercen los dientes desnivelados.

Las principales alteraciones dentales en los caballos se mencionan a continuación:

Retención de dientes deciduos Corresponde a la no eliminación de los dientes “de leche” (incisivos o premolares) antes de la erupción los definitivos, provocando el crecimiento desviado de estos últimos siendo una anormalidad frecuente en los potrillos.

Prognatismo y braquignatismo 

Conocidos comúnmente como boca en cajón abierto y boca de loro respectivamente, son malformaciones heredables de los huesos de la mandíbula. En potrillos generalmente no provoca problemas, pero después puede ser necesario nivelar los incisivos ya que al no estar en contacto directo entre ellos no se desgastan en forma pareja.

Diente de lobo 

Corresponde al primer premolar, aparece en caballos jóvenes e interfiere con el asentamiento del bocado o freno, haciendo que el animal se ponga “duro de boca” debido al dolor que provoca, por lo que debe ser extraído siempre.

Puntas de muelas Es la afección dental más frecuente de los molares y premolares y se observan en la cara de las mejillas de la arcada superior y en la cara lingual de la arcada inferior. Se provocan por los movimientos masticatorios laterales de la arcada inferior la que es más estrecha que la superior gastándose las muelas en forma de bisel. Estas puntas producen heridas de las mucosas internas de las mejillas y de la lengua, siendo muy dolorosas.

Mala oclusión Se refiere a mordida dispareja ya sea de los incisivos o molares, por desgastes disparejos o sobrecrecimiento de algunas piezas.

Habas 

Muy conocidas en el ambiente corralero, tratadas de las más diversas e increíbles maneras. Corresponde a un signo que acusa alguna enfermedad bucal más que una enfermedad en sí, es un edema de la mucosa del paladar justo detrás de los dientes superiores de adelante (incisivos) la que jamás debe ser cortada, inyectada o quemada. Se debe buscar siempre la causa que la provoca.

Signos de enfermedad dental: Es posible sospechar de enfermedades dentales al observar

· Un caballo descomido. · Bostas con presencia de granos de avena enteros, grandes fibras de pasto o heno. · La presencia de alimentos, ya sea granos o heno en el bebedero ya que el caballo trata de humedecerlos para mascarlos más fácilmente. · Ver que el caballo devuelve alimento de la boca. · Cambios en la conducta del animal, rehusando a realizar giros o frenadas por dolor al forzar el freno. · En casos de infecciones dentales como caries es posible detectar mal aliento o descargas de pus (materia) por un solo hoyar (foto 8) cuando se ha producido sinusitis por la infección de una raíz de una muela.

También podemos determinar la edad del caballo por su dentadura. Para saber más sobre esto, puedes ver nuestro artículo aqui: Edad del caballo por su dentadura

 

Deja un comentario, siempre son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s