Disciplinas

Principios básicos de equitación

PBE

¿Qué son los Principios Básicos de Equitación?

Primero que nada, te alentamos a leer hasta el final. Si realmente quieres saber lo que es y cómo funciona en síntesis P.B.E.

Cuando un niño o adulto empieza su trayectoria de aprendizaje de la equitación, generalmente busca una “escuelita”, donde se le proporciona varios y diferentes caballos, en los cuales empieza a “aprender” a montar. Es importante marcar la diferencia que existe entre “andar” a caballo y “montar” un caballo. Andar a caballo es un acto intuitivo, despojado de técnica, que puede ser un buen comienzo en lo que refiere a la relación y el coraje necesario para practicar equitación, pero no se asemeja en muchas cosas a la práctica de la equitación propiamente dicha. Cuando estamos practicando equitación esto implica en técnica, postura, empleo de ayudas específicas para que el caballo realice movimientos y ejercicios específicos y de modo atlético, esto es, de una manera pre determinada. Podríamos pensar en términos de la danza, no es lo mismo sacudir el cuerpo en un baile social, que danzar una coreografía de ballet clásico, así como no es lo mismo que cantar debajo de la ducha, cantar una área de una ópera o ser parte del coro en una sinfonía de Beethoven.

Es bueno reflexionar acerca de cuáles son nuestros objetivos reales cuando buscamos una escuela de equitación para poder recibir una mejor orientación de que caminos queremos andar cuando elegimos aprender acerca de caballos. Obviamente no hay nada de malo, en el hecho que queramos aprender a andar a caballo, perder algún miedo infantil, o simplemente disfrutar del contacto con estos nobles animales. Pero esto es muy diferente a que cuando tenemos aspiraciones a practicar disciplinas ecuestres como Salto de Obstáculos (Show Jumping) o Adiestramiento, Enduro Ecuestre, o CCE, la prueba de tres días.

En el caso de que así sea, se supone que las escuelas deben tener un sistema, una metodología, contar con profesionales docentes de equitación con conocimientos, y con la didáctica necesaria para conducir este futuro joven deportista, si así fuera su deseo, en un atleta de equitación, en las diferentes disciplinas que esta abarca, para el futuro.

Tal vez hay algunos niños que no querrán tornarse atletas, solamente les gustan los caballos, y les gusta tener esta oportunidad, aun viviendo en la ciudad, de estar en contacto con ellos, y montar. Y esto debe ser puesto en diferentes perspectivas. Pero, para aquellos que empiecen a demonstrar el talento, las ganas, y que estén apoyados por sus familiares para seguir el curso de una especialidad deportiva, entonces, es deseable tener un escalonamiento claro, preciso y congruente, para que este futuro deportista pueda tener la mejor escuela de base, para ir creciendo en las habilidades, que dicho de paso, son múltiples, y de diversos niveles del ser humano.
Por esta razón, por el reconocimiento de que el proceso de aprendizaje es muy serio en las conocidas “escuelitas” – los centros de PBE – hay que proveer muchos niveles de conocimientos, y un sistema adecuado a la realidad. Para este fin la FUDE desarrolló, junto a un equipo de trabajo y con un experto de Alemania, un sistema unificado que entra en vigencia este año deportivo como categorías previas a las federadas de las diversas disciplinas, y pasa a tornarse una guía, un escalonamiento de aprendizaje, y un sistema de evaluación del aprendizaje, en los niveles previos a las competencias de Salto, Dressage, Cross Country y Enduro Ecuestre.
Las categorías de PBE son 8, y todas están diseñadas de forma constructiva, escalonada, para ir elevando los niveles de dificultades y de aprendizaje de los alumnos de las escuelas de jinetes pertenecientes a los clubes afiliados a la FUDE y que quieran participar de los eventos de evaluación para ir recibiendo la aprobación para y paso de categoría y nivel de dificultad, hasta que lleguen al punto de poder empezar a elegir la disciplina que más les gusta, y competir en las conocidas pruebas federadas.

Las 8 categorías están descriptas a seguir y configuran los tipos de aprendizaje que todo pretendiente a jinete tiene que recibir de conocimiento, habilidades, sensibilidad y tacto ecuestre, relacionamiento con el caballo, ética de relacionamiento con los compañeros de escuela, de picadero, de competencia, con los jueces, etc.

Integración del deporte a la Vida

Tal como señalamos con anterioridad, las reglas del deporte son reglas de vida. La experiencia inmediata muestra que la práctica de una actividad física basada en un disciplinado y ordenado sistema, no solo genera una rápida descompresión personal sino que, provee a cada persona de un sentimiento inmediato de plenitud. Y esto es así desde la antigüedad. Muchos son los filósofos que señalaron profundamente la importancia del deporte, aconsejando sobre la integración que los mismos producen en la dualidad humana. “Mens sana in corpore sano” (mente sana en cuerpo sano) es la síntesis más conocida de este pensamiento universal.

Integrar una actividad física a nuestra vida es “per-se” un hecho ético con una notable cantidad de beneficios. Si bien algunos de éstos se hallan asociados a factores neuróticos de la personalidad o a réditos económicos o al poder. Estos factores que podríamos considerar negativos, no devienen de la estructura del deporte en sí, sino del uso indebido y antiético del mismo, en parte debido posiblemente a las características de personalidad de deportista, que aún a sabiendas de esto, se deja involucrar, aunque hay situaciones en las que no es consciente y en parte a otras personas que lucran y se benefician con el deporte practicado por otros.

¿Qué es lo que se aprende en P.B.E.?

La misma palabra lo dice, P.B.E. significa Principios Básicos de Equitación, por lo tanto, son las prácticas básicas de la práctica de equitación, que debe ser practicada antes de la elección de una disciplina específica, donde primero que nada aprende:

• Asiento en movimiento: el relacionamiento del jinete con el caballo, con su movimiento en las diferentes andaduras, el asiento del jinete correcto y flexible, que acompaña estos movimientos con habilidad y equilibrio; aquí la práctica de los principios del Vaulting es muy útil, y es fundamental para el desarrollo de una postura correcta, de un asiento liviano y consciente, de habilidades cognitivas y consciencia corporal;
• Conducir el caballo: en un segundo paso, el equilibrio se transforma en un equilibrio dinámico, en la capacidad de conducir, comandar y lograr la obediencia del caballo, también se transforma en un equilibrio en movimiento, el jinete aprende a andar sin estribos, en diferentes posiciones, y en las tres andaduras, con soltura y confianza, y además, es capaz de desarrollar figuras de picadero, puede conducir el caballo en círculos, en líneas derechas, y en diagonales, también comienza a poder ultrapasar pequeños obstáculos, y mantener un ritmo adecuado al espacio en que cabalga; es capaz de hacer cabalgatas más largas, en prácticas previas al enduro ecuestre; saltar obstáculos de campo suaves;
• Hacer figuras de picadero y ultrapasar obstáculos con excelencia: En una tercera etapa del desarrollo del aprendizaje, el jinete aprender a como influenciar el caballo de manera más ágil, hábil y con la posibilidad de hacer figuras de picadero más complejas, ultrapasar obstáculos más altos y en secuencias más complejas; hacer pruebas de distancias más importantes en este nivel (no más que 10 Km);
• Saber cuándo corregir, ayudar y acompañar el caballo (el comienzo del Jinete de Disciplina): Finalmente en esta etapa el jinete puede encontrar su vocación, y empezar a practicar una disciplina más específica, y entrenarse objetivando tornarse un jinete especializado en uno u otra disciplina, es decir: Salto, Adiestramiento, Enduro, Cross, Vaulting, etc., porque ha llegado en un punto de su conocimiento y habilidades que le permiten no solo una independencia, coraje, y equilibrio, sino y fundamentalmente, un tacto ecuestre, un fino feeling, o una capacidad de “ver” y “sentir” lo que es mejor para él y para su caballo.

Es en este momento que el jinete está pronto para ir a practicar una disciplina específica, recibir su grado de escuela, es cuando empieza entonces a practicar y a competir en las diferentes disciplinas de la equitación. Ya no es más un principiante, es jinete. Podrá elegir un entrenador, un coach, y dedicarse a lo que mejor le guste.

CÓDIGO DE CONDUCTA Y LOS VALORES DE P.B.E.

La conducta es una cualidad humana. Es el ejercicio del libre albedrío de hacer elecciones con base a los valores fundamentales que le dan el marco y el norte a lo que el ser humano hace en su vida. En nuestro caso, es el conjunto de valores primordiales, esenciales, que nos da la visión de que es lo que queremos que esté presente en la práctica deportiva con caballos, en las relaciones del hombre con estos animales y con sus compañeros de deporte, autoridades, jueces, profesores, etc.

El Código de Conducta y su significado.

1.- En todos los deportes ecuestres, el caballo tiene que ser considerado lo primordial.
2. – El bienestar del caballo debe estar por encima de los intereses económicos de criadores, de los entrenadores, de los jinetes, de los propietarios, de los negociantes, de los organizadores y personas oficiales.
3.- Todos los cuidados y tratamientos veterinarios deben asegurar su salud y bienestar.
4.- El nivel más elevado de nutrición, salud, higiene y seguridad será recomendado y mantenido siempre.
5.- Se debe prever buena ventilación, nutrición y agua y mantener un entorno sano durante los transportes.
6.- Se debe insistir en mejorar la instrucción y el entrenamiento en la práctica de los deportes ecuestres y promover los estudios científicos en medicina veterinaria.
7.- En el interés del caballo, el estado físico y los conocimientos del jinete son considerados esenciales.
8.- Cada tipo de equitación y cada método de entrenamiento debe considerar al caballo como un ser vivo y eliminar toda técnica considerada abusiva por la FEI.
9.- Las Federaciones Nacionales tendrán que establecer controles adecuados para que el bienestar del caballo sea respetado por toda persona u organización bajo su jurisdicción.
10.- Los reglamentos nacionales e internacionales del deporte ecuestre que se refieren a la protección del caballo deben, no solamente ser respetados en los concursos nacionales e internacionales, sino también en los entrenamientos. Los reglamentos de concurso serán continuamente revisados para asegurar dicho bienestar.
11.- La responsabilidad del jinete hacia su caballo, también comprende su vejez.

 


Por: Claudia Mesquita
Principios básicos de la equitación

Deja un comentario, siempre son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s