Cuidados del caballo/Etología

Imprinting (Parte 2): Ventajas y desventajas

Captura de pantalla 2013-04-11 a la(s) 11.02.05

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL IMPRINTING

En general, se acepta que el imprinting presentaría las siguientes
ventajas:

• Establecimiento de un vínculo o lazo con los humanos. En condiciones
naturales, normalmente es la yegua quien le enseña a su cría el miedo
hacia los otros individuos, circunstancia en que el potrillo aprende a
estar unido, permanecer cerca y seguir a su madre para asegurar su
supervivencia. En los caballos que se crían libremente, el potrillo es
presentado a los otros animales de la manada, y pronto establece
vínculos con ellos. Por lo tanto, es lógico pensar que el potrillo, así
como establece un vínculo con los de su misma especie, puede hacerlo
con otros individuos, ya sean humanos, o animales de otras especies.
Esto es exactamente lo que puede ocurrir y ocurre cuando una persona
trabaja con un potrillo tan pronto como éste nace. Este vínculo es
independiente de la alimentación, ya que él aprende rápidamente que
la fuente de alimento es su madre. El imprinting simplemente remueve
del potrillo el miedo hacia las personas, colocándolas en la misma
categoría que su madre.

• Aceptación del liderazgo humano. Se debe buscar la aceptación del
caballo si se quiere que trabaje conjuntamente con el hombre. La
aceptación del caballo no debe lograrse a través del miedo (rol de
predador) si no generando una dependencia (rol de un guía dominante)
de forma tal que el caballo colabore por complacencia y no por miedo.
Los potrillos con Imprinting no ven a los humanos como predadores, si
no como una compañía; ven a su entrenador como un líder.
Psicológicamente, esta es la relación ideal entre los equinos y los
humanos. El vínculo representa para el animal confianza, seguridad y
compañía.

• Desensibilización / Habituación. Debemos aclarar que los términos
habituación y desensibilización no son sinónimos, ya que la habituación
hace referencia a la eliminación de una respuesta indeseable ante un
estímulo, por la repetición del mismo, hasta su aceptación (lográndolo
en cierta medida rápidamente). Mientras que la desensibilización es un
proceso gradual. Pero debido a que en el lenguaje cotidiano y dentro
de la jerga referida a los equinos se utilizan como si lo fueran, puesto
que el resultado final es el mismo, (desaparece la reacción natural de
miedo frente a un estimulo aterrador que lleva al equino, a huir de la
misma), es que en este trabajo los utilizaremos como semejantes.
Todas las partes del cuerpo del caballo deben ser desensibilizadas;
para ello se utilizan estímulos rápidos y repetitivos hasta que el animal
se habitúa, es decir, no reacciona frente a ellos si no que se relaja. Una
vez que se ha comenzado con la desensibilización, esta no debe
detenerse hasta que se perciba una relajación definitiva de la parte del
cuerpo del animal que se está trabajando. Si se detiene el estímulo
cuando el potrillo se resiste, el potrillo asociará que su resistencia lleva
a que el entrenador o imprintador se detenga en la maniobra, lo que
producirá un efecto opuesto al que se busca.

• Sensibilización. Consiste en habituarlo a ciertas maniobras que se
emplearán cuando el animal esté en edad de ser montado y se inicie su
educación

En cuanto a desventajas, se puede decir que cuando el imprinting es
realizado en forma correcta, no resulta dañoso para el comportamiento
deseable del caballo; por ello, lo ideal es que sea conducido bajo
supervisión y realizado por personal experimentado. Si el imprinting
se hace en forma incorrecta, se graba en la mente del potrillo una
respuesta negativa, haciendo el proceso de entrenamiento mucho más
difícil. Es posible que un manejo desacertado del imprinting haya
dado lugar a conceptos erróneos que desacreditan y ponen en tela de
juicio su empleo, tales como interferir con el vínculo materno, producir
potrillos perezosos, etc.
Otros autores sostienen que el procedimiento utilizado por Miller no
correspondería a un mecanismo de Imprinting natural y generaría un alto
nivel de estrés en el potrillo recién nacido, que no justificaría el
logro posterior de un manejo más fácil del animal. Tampoco resultarían
claros los beneficios de la habituación hacia determinados estímulos o la
disminución en las reacciones de temor, los que en caso de lograrse,
serían de corta duración.

Deja un comentario, siempre son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s