Etología

El uso de la voz

El uso de la voz

Muchas veces los jinetes nos olvidamos de usar una de las mejores herramientas que tenemos para trabajar con nuestro caballo: la voz. Es una ayuda tan importante como cualquier otra, pero que además tiene otras grandes ventajas, como que podemos usarla motados o a la distancia. Por otro lado, es un tipo de ayuda que no genera resistencia por parte del caballo ya que no tiene ningun efecto negativo. En general la respuesta a las ayudas auditivas es positiva aportando igual o mas a su aprendizaje que un castigo, una fusta, una embocadura mas fuerte o espuelas.

Nos sorprenderíamos de lo rápido que un caballo puede aprender órdenes vocales. Es cuestión de que cada vez que el caballo se enfrente a la situación, objeto u orden repetir la palabra asociada. Al principio sin pretender que responda, simplemente queremos que reconozca la palabra cada vez que repetimos la ayuda como por ejemplo: paso, trote, alto. Es importante ser cuidadosos en las palabras que empleamos: siempre usar la misma frente a la misma situación, tratar de elegir una palabra simple y que no se preste a confusión.

Es importante también cuidar el tono con el que nos dirigimos al animal, ya que mas allá de la palabra que estemos pronunciando, el tono trasmite mucho de nuestras intenciones o de lo que queremos decir. Usar un tono mas “alegre” por lo general esta asociado a avanzar o al juego, uno mas calmo a tranquilizarlo o un tono mas severo al rezongo o incluso podemos usar un tono de alerta si queremos advertirle de algo. Muchas veces, usamos este recurso inconcientemente o si haberle enseñado palabra alguna a nuestro caballo, ya que es una forma de comunicación que nos es muy natural a las personas.

Así por ejemplo, podemos empezar repitiendo las palabras paso cuando lo hacemos andar, trote, galope y alto o quieto. Cada vez que le demosuna recompensa  podemos asociar un vocablo de felicitación, como “muy bien” que con el tiempo asociará a nuestra aprobación. Asi como le enseñamos el refuerzo positivo, le podemos enseñar a responder al “no” cuando queremos que deje de hacer algo que no queremos o cuando se porta mal.

Es cuestión de intentarlo y nos sorprenderán los resultados.

 

Deja un comentario, siempre son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s