Etología

¡NO PUEDES ATRAPARME! Por Pat Parelli

Agarrar a un caballo

Pregunté ¿Por qué llamas a tu caballo General Lee?
“Porque es uno de los mejores estrategas militares de todos los
tiempos, y este caballo tiene más estrategias para no ser cogido que
ninguno de los que he tenido” fue la respuesta.
La manera más fácil de enseñar a tu caballo que sea difícil de coger
es visitarle sólo cuando quieres algo de él, y lo creas o no, poniendo
presión en el ramal siempre que lleve la cabezada.
Para comenzar a programar a tu caballo para dejarse coger,
comienza a hacer lo contrario de lo que acabo de describir. También
necesitas un amplio programa de modo que cada vez que te vea
venir, tu caballo piense ¡oh voy! Y no ¡oh no!

DISTANCIA Y APROXIMACIÓN
Una buena manera de comenzar a cambiar la opinión de tu caballo
sobre ser cogido es ir al prado o corral y jugar con él. Ponle la
cabezada y ramal y juega amistosamente (Friendly Game) rascándole
con el final de la cuerda por todo su cuerpo hasta que resulte obvio
que le gusta.
Lo siguiente, trata de lanzar la cuerda con ritmo sobre diferentes
partes de su cuerpo hasta que permanezca relajado sin inmutarse.
Entonces ráscale con la cuerda por todo el cuerpo otra vez. Asegúrate
que puedes hacerlo por ambos lados. Si se preocupa, simplemente
sonríe, continúa y trata de mantener la cuerda holgada para que
pueda moverse alrededor hasta que se calme.
Ahora quédate al final de la cuerda, de cara a tu caballo y haz un
juego de acercarte y alejarte. Los caballos salvajes y domésticos
igualmente sobreviven leyendo el lenguaje corporal de los predadores
que viven en su entorno. Prestan gran atención al alejamiento y
aproximación para leer la intención del predador.
Mira de qué modos (caminando rápido, brincando, saltando, etc),
ángulos y velocidades puedes aproximarte a tu caballo sin que se
asuste o se mueva y después ráscale con la cuerda otra vez. Este
procedimiento se llama habituación a través de la desensibilización
progresiva o Juego Amistoso (Friendly Game#1). Esto completará tu
primera sesión, pero no le pongas un tiempo límite.
Para la siguiente sesión, repite la primera, y luego intenta lo mismo
con una cuerda más larga (como de 7 metros). La idea es simular
que tu caballo está suelto con una red de seguridad para corregirle.
Parala tercera sesión deberías ser capaz de progresar sin ninguna

cuerda, pero para ello asegúrate que estás en un corral de no más de
20 m.
Cuando lleves a cabo estas tareas sin cabezada y ramal en tu caballo,
haz exactamente lo mismo que harías con ella puesta. Si sale
corriendo, haz que resulte incómodo. Puedes arrojarle la cabezada
hacia los posteriores repetidamente hasta que se gire para mirarte.
En el mismo instante que se gire hacia ti, sonríe y dale la bienvenida.
Permítele que huela la cabezada y el ramal, y juega el Juego
Amistoso (Friendly Game#1) con él.
Juega con tu caballo así cada vez durante siete sesiones seguidas. No
pases por alto estas tareas hasta asegurarte que tu caballo tiene el
concepto claro.
Recuerda, tu caballo tiene que luchar contra los instintos que le dio la
Madre Naturaleza. Está programado para huir de un predador y de
cualquier cosa que perciba como peligrosa. No le culpes, trata de
comprender que actúa sólo por un gran instinto de supervivencia.

CAMBIANDO PERCEPCIONES
Para el amplio programa, establece una zona prohibida, un pequeño
corral al que él no pueda acceder a menos que le abras la puerta. En
esta zona prohibida, debería estar la única comida y bebida que el
pueda encontrar. Dale acceso a ese lugar dos veces al día, sólo el
tiempo suficiente para que beba y coma lo que necesita.
Pruébalo durante una o dos semanas a diario sin excepciones hasta
que tu caballo te reconozca por proveerle estas sustancias
imprescindibles. De ahí en adelante, mantenlo suponiendo. Deja la
puerta de acceso a la comida y bebida abierta o cerrada a tu
discreción. Nunca he visto que esto fracase, ni siquiera con caballos
salvajes, así que no te rindas. Tu caballo comenzará a buscarte y a
venir a ti cuando te vea.
Por favor asegúrate de que estoy suponiendo el peor escenario para
este caso ofreciendo estas soluciones. Si tienes un caballo que
simplemente te hace unos trucos, tu programa no tendrá que ser tan
intenso. Simplemente jugando los Siete Juegos resolverás en gran
parte tus problemas para agarrarlo.

Deja un comentario, siempre son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s